Los esteroides anabólicos androgénicos (también conocidos como AAS por sus siglas en inglés) son versiones modificadas químicamente o derivados de la hormona masculina natural, testosterona, que es producida naturalmente en tanto hombres como mujeres. En otras palabras, la palabra esteroides se refiere a la drogas (excluyendo a los estrógenos, las progestinas y los corticosteroides) o sustancias hormonales, que están químicamente relacionadas a la testosterona y que promueven el crecimiento del músculo.

Hoy, hay más de cientos de variedades de estas drogas, pero sólo algunas han sido aprobadas para uso humano o veterinario y una receta médica es requerida para comprar estas drogas para fines medicinales.

Los esteroides anabólicos están ubicados en la Ley para el Control de los Esteroides Anabólicos de 1990 en el Apartado III de la Ley de Sustancias Controladas (CSA por sus siglas en inglés). Estas drogas, bajo la legislación, son clasificadas como drogas o sustancias hormonales que están química y farmacológicamente relacionadas a la testosterona (además de los estrógenos, las progestinas, y los corticosteroides) y tienen el potencial de promover el crecimiento del músculo.

Esteroides:

Suplementos:

¿Qué es la Testosterona?

La testosterona es producida particularmente por los testículos masculinos y por otros órganos y tejidos en las mujeres. El nivel de esta hormona en sangre periférica en las mujeres es del 10% de los niveles en los hombres. Esta hormona masculina natural circula a través del cuerpo e interactúa con receptores específicos en las células para iniciar el desarrollo balanceado de las características sexuales masculinas como cabello, genitales, y funciones masculinas. La testosterona es responsable del funcionamiento adecuado de muchos otros órganos y tejidos del cuerpo. Todos los esteroides anabólicos, debido a su similitud química a la testosterona, tienen el potencial de interactuar con los receptores de las células y producir efectos en todos los órganos y tejidos, incluyendo músculos, huesos, médula ósea, vasos sanguíneos, el cerebro, corazón, hígado, piel, cabello, los genitales, y los órganos reproductivos.

Historia De Los Esteroides Anabólicos

Los esteroides anabólicos han sido usados por muchas décadas por aquellos interesados en los deportes y el fitness que tratan de aumentar su potencial anabólico y androgénico. Los esteroides anabólicos se hicieron disponibles por primera vez en los 1930s, cuando un equipo de científicos creó una forma sintética de testosterona para los hombres que eran incapaces de producir cantidades esteroides culturismosuficientes de la hormona para un crecimiento, desarrollo y funcionamiento sexual balanceado y normal.

Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), fue mostrado que esta forma artificial de la hormona masculina primaria podía ser usada para ayudar a los soldados malnutridos a ganar peso y mejorar su rendimiento.

Por Qué Son Usados Los Esteroides

El uso de esteroides anabólicos es común entre los culturistas, los atletas, y los aficionados del fitness, quienes aseguran que estas drogas les dan una ventaja competitiva, promueven el sentido de bienestar e invencibilidad, y mejoran su rendimiento físico. Puede haber presión entre compañeros para usar estas drogas en deportes individuales o en equipo debido al “miedo” o la “asunción” de que el entrenamiento normal no será suficiente para triunfar. Muchos otros empiezan a usar los esteroides anabólicos con la percepción de que otros atletas están usándolos y ganando una ventaja injusta.
Los esteroides anabólicos también pueden promover la dismorfia muscular o la percepción anormal del cuerpo.

Usos Médicos De Los Esteroides Anabólicos

Los esteroides son usados médicamente para tratar condiciones de la salud como el hipogonadismo (defecto de la función de los testículos u ovarios), casos severos de osteoporosis, EOPC (Enfermedad Obstructiva Pulmonar Crónica), algunas formas de anemia, Síndrome de Klinefelter (algunas veces conocido como síndrome XXY), edema angineurótico (hinchazón en las capas más profundas de la piel), pubertad atrasada, y el síndrome de desgaste del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH)

Estas drogas extremadamente potentes son usadas médicamente para tratar la anemia (conteo bajo de glóbulos rojos), controlar el cáncer de mama en las mujeres, mejorar la pérdida de peso debido a enfermedades severas, y tratar el angioedema hereditario que lleva a la hinchazón de la cara, los brazos, las piernas, la garganta, la tráquea, los intestinos, y los órganos sexuales. Los esteroides también pueden ser recomendados en el tratamiento de quemaduras severas, baja estatura, y el estado catabólico prolongado secundario al uso a largo plazo de los corticosteroides.

Grado de Uso

En décadas recientes, ha habido un incremento en el uso de estas drogas y otras sustancias en cada todos los niveles del deporte con el propósito y en el nombre de la mejora del rendimiento. El uso de esteroides anabólicos es aún muy común entre atletas amateur y profesionales a pesar del hecho de que las comunidades deportivas globales, estatales, e incluso locales han establecido buenos estándares anti-doping e iniciativas aplicadas a todos los niveles del deporte.

Los esteroides anabólicos androgénicos están disponibles para su compra y uso en formas diferente dependiendo de la forma de administración, dosis, y el método de uso. Estas drogas pueden ser tomadas oralmente, a través de inyecciones intramusculares o subcutáneas, o en la forma de tabletas, aerosoles nasales, parches, y cremas.

Formas Comunes de Tomar Esteroides

El cycling, el pyramiding, y el stacking son tres formas populares en las que los esteroides son tomados. El cycling se refiere a la ingesta de un esteroide anabólico por un tiempo definido de tiempo y luego detener el uso para que el cuerpo pueda descansar y luego reiniciar el uso. El stacking se refiere a usar más de un tipo de esteroide con la suposición de que tomar dos o más esteroides al mismo tiempo incrementará la efectividad de cada uno. Mientras que el pyramiding combina el cycling y el stacking, donde uno o más esteroides anabólicos son usados inicialmente en dosis bajas y las dosis son incrementadas gradualmente hasta la mitad del ciclo, donde las dosis son maximizadas, y luego disminuidas a cero al final del ciclo.

Efectos En El Rendimiento

El uso de esteroides lleva a aumentos dramáticos, lisos y casi permanentes en términos de masa muscular, tamaño, y función. Los esteroides también son usados para perder o ganar peso y promover la recuperación más rápida después de intensos ejercicios o heridos. El uso de estas drogas extremadamente potentes también es asociado con los aumentos en los niveles de fuerza física, resistencia, habilidad para manejar ejercicios intensos, síntesis de proteínas, retención de nitrógeno, la capacidad de llevar oxígeno de la sangre, el conteo de glóbulos rojos, y el rendimiento en el campo.

Se pretende que los esteroides anabólicos androgénicos incrementen la masa muscular, la fuerza y la agresividad y que también reduzcan el tiempo de recuperación entre sesiones de ejercicio, lo que hace posible el entrenar más y por lo tanto aumenta la fuerza y la resistencia.

Efectos En La Mente

Muchos estudios han sugerido que la testosterona y los esteroides anabólicos afectan el funcionamiento del Sistema Nervioso Central (SNC). También ha sido revelado que muchas personas que administran dosis excesivamente altas de esteroides anabólicos tienden a experimentar cambios en el humor, la sexualidad, y la agresión durante o después del uso de estas drogas, aunque estos efectos pueden ser rápidos o implicar modificaciones a nivel genómico a largo plazo. Los esteroides afectan los sistemas neurotransmisores de serotonina y dopamina del cerebro, y la Nandrolona, un esteroide anabólico, puede alterar la respuesta del sistema de dopamina a las drogas estimulantes, mientras que algunos compuestos androgénicos pueden activar directamente la liberación de dopamina y serotonina en el cerebro. Las dosis extremas o el abuso de esteroides a largo plazo puede llevar a muerte celular programada en varios tipos de células, incluyendo las neuronas, lo que puede resultar en cambios neurológicos irreversibles. Estas drogas pueden incluso interrumpir el desarrollo normal de los circuitos de agresión en el cerebro e inducir cambios biológicos y de comportamiento, lo que puede persistir mucho después de que el uso de esteroides anabólicos sea detenido.

culturismo extremoSin embargo, es importante notar que estos cambios generalmente se vuelven más prominentes conforme incrementan las dosis, pero no se manifiestan uniformemente entre todos los usuarios de esteroides anabólicos.

Estado Legal

La venta o posesión de esteroides anabólicos sin una receta médica válida es ilegal en la mayoría de los países. La simple posición de esteroides obtenidos ilegalmente en los Estados Unidos lleva a una pena máxima de un año en prisión y una multa mínimo de $1,000, si se trata del primer delito de drogas de un individuo. Un individuo traficando esteroides puede ser castigado bajo las leyes de los Estados Unidos con una pena máxima de cinco años en prisión y una multa de $250,00 si es el primer delito de drogas del individuo. En el caso de un segundo delito, el período máximo de prisión y la multa máxima se duplicará.

Los usos ergogénicos (cualquier influencia externa que puede ser determinada para mejorar el rendimiento en ejercicios de alta intensidad) de los esteroides anabólicos en los deportes son llamados doping. El uso de esteroides anabólicos androgénicos por atletas está prohibido por el International Olympic Committee (IOC), la National Collegiate Athletic Association (NCAA), y muchas ligas deportivas profesionales. La mayoría de las ligas deportivas profesionales usan pruebas de orina para detectar el uso de esteroides, tanto fuera como dentro de la competencia.

Efectos Adversos

Como cualquier otra droga, los esteroides anabólicos androgénicos pueden circular a través del flujo sanguíneo y pueden provocar diferentes efectos secundarios en diferentes partes del cuerpo. Algunos de los efectos negativos más comunes de estas drogas son desórdenes cardiovasculares como alta presión arterial, riesgo aumentado de sufrir un infarto, arritmia, trombosis, y alargamiento del músculo cardíaco. El abuso de los esteroides anabólicos androgénicos puede llevar a desórdenes hepatobiliares como fallo en el hígado o toxicidad y colestasis (acumulación de bilis en el hígado) o, en raros casos, cáncer de hígado. El abuso de estas drogas también puede llevar a desórdenes de la piel como la alopecia, las estrías, y el acné, o a desórdenes hormonales y reproductivos como infertilidad, pubertad temprana, atrofia testicular, patrón de calvicie masculino, ginecomastia, crecimiento del vello corporal excesivo, tamaño reducido de senos, virilización de las características faciales, amenorrea, y agrandamiento de la próstata.

esteroides-legales
testimonios
en paquetes